245. 5º finalista: la verdadera identidad de los gusanos de seda